Pronostican alrededor de 16 tormentas para temporada de invierno del año 2022

La tormenta Bonnie ya pasó, pero el Sistema Nacional para la Prevención Mitigación y Atención a Desastre (SINAPRED) se mantiene vigilante, destacó su director el doctor Guillermo González y el compañero Marcio Baca del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter).

Marcio Baca subrayó que la temporada lluviosa apenas está iniciando, “este es apenas el segundo de la temporada, recordó que hay alrededor de 16 tormentas pronosticadas para este año”, dijo.

Agregó que viene septiembre y octubre, los meses más complejos con respecto a este tipo de fenómenos, por lo que hizo un llamado a “mantenernos atentos desde las instituciones y el pueblo nicaragüense participando siempre en todos los ejercicios y actividades para reducir los impactos de este tipo de fenómenos”.

Para el doctor Guillermo González, Ministro Director del Sinapred la organización, la movilización e información oportuna, contribuyó muchísimo a que se  pusiera todo un engranaje a funcionar en el momento correcto.

Invitó a las familias nicaragüenses a participar, el próximo 7 de julio, en el Segundo Ejercicio Nacional de Protección de la Vida, “para seguir avanzando en esta preparación, que tiene que ser continua, permanente, sistemática, en los cuatro puntos cardinales y con el involucramiento de todos los nicaragüenses, estén donde estén: en sus casas, mercados, trabajos, escuelas, etc».

No todos los fenómenos son iguales

Marcio Baca explicó detenidamente que este tipo de  eventos no hay que analizarlo viendo el fenómeno perse, “este tipo de fenómeno como los huracanes, y ya lo hemos remarcado que cada huracán, cada tormenta es una huella digital porque cada uno se desarrolla y se desplaza bajo condiciones diferentes a las anteriores”.

“Esta tormenta se formó en las costas occidentales de África, desde su formación vimos que tenía una latitud muy baja, muy poco típico en los ciclones tropicales, mantuvo todo el tiempo movimiento oeste, pero como lo hemos mencionado ellas van teniendo influencia de diferentes tipos y a eso se debe la diferencia de su trayectoria”, explicó.

Señaló que lo otro importante que debemos tener siempre presente, es que un ciclón tropical no es un punto, es una área, “el punto lo ocupamos como referencia para poderlo ubicar en una cartografía y poder definir las acciones a tomar, dónde y cómo”.

“Pero para un fenómeno como este, que tenía alrededor de 180 kilómetros, moverse 50 kilómetros abajo, o 50 kilómetros arriba, eso básicamente no es nada, simple y sencillamente lo ubicamos para poder precisar en una cartografía”.

Para el doctor Guillermo González, Nicaragua ha venido construyendo una cantidad de instrumentos “que permiten poder actuar como se vio durante esta semana a todo el país, al frente del presidente Daniel Ortega y la vice presidente Rosario”.

Explicó que es todo un engranaje institucional que rápidamente, ante esas informaciones brindada por Ineter, se fue conociendo el evento, no solo se trabajó los posibles escenarios y pronósticos, sino también las primeras medidas, estrictamente de previsión.

Esto parte del hecho de conocer la zona, las fragilidades, las necesidades y garantizar que la capacidad de respuesta estuviera en el sitio adecuado en el momento adecuado”.

Se comenzaron a realizar reuniones estratégicas y día a día se fueron formando las piezas del tablero en la medida que los escenarios se mostraban más claros y priorizando el traslado de la información a la población.

Destacó que esta semana se articularon los planes familiares de atención ante situaciones de emergencia con los planes institucionales.

Otro punto que señaló el doctor González es lo importante que fue hacer conciencia a la población, que este era un tema nacional y no solo del Caribe, añadiendo que “fue un elemento vital en este proceso, que la población estuviera informada, que la población no solo pensara en el fenómeno, sino en sus impactos, eso era importante”.

Tomado de 19 digital

Comentarios Facebook
Foto del avatar

Te pueden interesar