Masiva participación de Bolivianos en las urnas

El presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia, Salvador Romero, destacó hoy la tranquilidad de la jornada comicial y la voluntad de los ciudadanos de ejercer su derecho al voto.

Romero declaró a periodistas que todas las actas pueden ser fotografiadas y las organizaciones políticas tendrán una copia del resultado de las mesas donde tienen un delegado.

Comentó que las votaciones en el exterior transcurren sin problemas y ya cerraron varios centros en países de Europa y Asia.

A las 17:00 (hora local) comenzará el cómputo de las elecciones cuyos resultados serán oficiales y definitivos tras retirar la víspera el conteo rápido de votos, indicó el presidente del TSE.

Sobre ese tema agregó que los resultados se demorarán más pero pidió paciencia a la población para ofrecer datos de manera confiable.

Los comicios generales en Bolivia acontecen bajo un fuerte despliegue militar, una situación atípica e inconstitucional, denunciaron varios activistas.

Más de 7,3 millones de bolivianos elegirán a las máximas autoridades del país.

Luis Arce, candidato del Movimiento Al Socialismo es favorito para imponerse en estos comicios frente al resto de los aspirantes: Carlos Mesa (Comunidad Ciudadana), Luis Fernando Camacho (alianza Creemos), Chi Hyun Chung (Frente para la Victoria) y Feliciano Mamani (Partido de Acción Nacional Boliviano).

La ley electoral establece que para ganar en primera vuelta se debe obtener el 50 por ciento más uno de los votos, o al menos el 40 por ciento con una ventaja de diez puntos porcentuales por encima del segundo más votado.

En caso contrario, la segunda vuelta está programada el 29 de noviembre.

El candidato presidencial socialista boliviano, Luis Arce, calificó la mañana del domingo de un exceso el despliegue militar en resguardo de las elecciones municipales, motivo de preocupación también para observadores extranjeros.

Era suficiente el resguardo de la población con su participación directa en las mesas de votación y el conteo en cada recinto electoral, dijo el favorito de las encuestas en un diálogo con la prensa, al cuestionar que se haya encargado a los militares el resguardo.

Observadores extranjeros de las elecciones manifestaron también preocupación por el despliegue de las Fuerzas Armadas, que incluye el uso de blindados y otro equipamientos bélicos, lo que se vincula con amenazas del gobierno.

Arce condenó además medidas represivas previas a los comicios, como las detenciones de dirigentes vecinales de ciudad de El Alto, contigua a La Paz, y el maltrato al parlamentario argentino Federico Fagioli, retenido en el aeropuerto y a quien el Ministerio del Interior intentó expulsar pese a que había sido invitado como observador.

El candidato del Movimiento al Socialismo (MAS) insistió también en su crítica a la decisión del Tribunal Supremo Electoral de prescindir del uso del Sistema de Difusión de Resultados Preliminares (Direpre, conteo rápido) y señaló que el TSE ‘no es dueño de la elección’.

Eliminar el Direpre ‘faltando un día que tomen esta decisión, nos parece no muy atinado’ y puede generar dudas, aseveró, al considerar que esa fue una actitud extraña que demuestra la debilidad institucional de la corte, por motivos que no se conocen exactamente.

Señaló que desde hace seis meses el TSE defendía la confiabilidad del sistema y el presidente de la corte, Salvador Romero, cambió de opinión de un día para otro para decir que no da seguridad para la difusión completa de los datos que le ofrezcan certidumbre al país.

Comentarios Facebook
Redacción Central

Te pueden interesar