Diócesis de Siuna se pronuncia ante el aumento de conflictos de tierras comunales de la RACCN.

La iglesia Católica de la Diócesis de Siuna se encuentra sumamente preocupada, debido al aumento de conflictos por tierras comunales en la región, es por eso que emitieron un pronunciamiento el pasado 7 de febrero de 2020, como resultado de una asamblea realizada en Mulukukú, con la participación de los sacerdotes de las 15 parroquias existentes en dicha diócesis.

El comunicado dice textualmente:

Las 15 parroquias de la Diócesis de Siuna, reunidas en Asamblea de inicio de curso, queremos dirigirnos a nuestras comunidades, al Estado de Nicaragua y a la sociedad civil en general, con motivo de nuestra sentida preocupación pastoral en torno a la profundización de la crisis originada por el conflicto de tierras en nuestra región.

Es por ello que, con esperanza cristiana, queremos dar a conocer lo que nos duele en este tema y los principios que creemos que deben regirnos para abordar esta situación. También ofrecemos la organización de un espacio donde podamos, como Iglesia Samaritana, hacer propuestas concretas que ayuden a seguir enfrentando esta problemática que tanto está haciendo sufrir tanto a las Personas como a nuestra Madre Naturaleza, nuestra Casa Común.

LO QUE NOS DUELE Y NOS PREOCUPA:

La violencia, al extremo de pérdida de vidas humanas, que está generado el conflicto.

El avance de la frontera agrícola que está afectando a la vida de las Comunidades y a la misma Naturaleza, que está siendo mirada sobre todo como un medio de lucro.

El incumplimiento e irrespeto de la Ley que se está dando y de una manera impune.

El bastante silencio y pasividad de las instituciones del Estado ante estas violaciones a la Ley y a la conflictividad que han creado.

También nos duele el debilitamiento de la capacidad de representación en las comunidades para abordar sus problemas y en concreto este tema de la tierra.

PRINCIPIOS ÉTICOS Y CRISTIANOS PARA EL ABORDAJE DEL PROBLEMA DE TIERRAS

El derecho a la vida de todo ser humano.

El respeto a la Constitución y a las leyes de Nicaragua.

El respeto a la Ley del Régimen de propiedad de los pueblos indígenas. (Ley 445)

La protección de la Madre Tierra y de sus recursos naturales.

El respeto a la cosmovisión de los pueblos indígenas.

PROPONEMOS PARA ENFRENTAR EL PROBLEMA

La Creación de un Foro, donde representantes de nuestras comunidades puedan debatir esta problemática con las principales instituciones relacionadas con este conflicto, para hacer propuestas concretas que ayuden a un abordaje integral y urgente de esta situación.

Este pronunciamiento tiene fundamentalmente el deseo de enfrentar el conflicto de tierras en nuestra región para lograr consensuar caminos que encuentren una solución justa, dialogada y pacífica.

De esta forma concluye el comunicado donde la Iglesia Católica muestra su preocupación por esta grave situación y espera una posible solución donde los resultados sean a bien de los habitantes de los pueblos indígenas de la Costa Caribe Nicaragüense.

Comentarios Facebook

Te pueden interesar

Deja tu comentario