Agua potable llega a más comunidades indígenas del Caribe Norte

Las autoridades locales y de gobierno encabezadas por el secretario político departamental del Triángulo Minero José Luis Solórzano, inauguraron la tarde de ayer el proyecto de agua y saneamiento en la comunidad indígena Fruta de Pan, ubicada a unos 20 kilómetros del municipio de Rosita, el cual tuvo una inversión de C$5,638,300.00.

El proyecto consistió en la construcción de un mini acueducto por bombeo eléctrico, la construcción de 150 conexiones domiciliares, que beneficia a más de 600 personas habitantes de esta comunidad.

Los lugareños antes tenían que consumir agua sin tratar del río.

El proyecto benefició también con la conexión domiciliar a 79 familias de la comunidad Divagil, ubicada en la misma zona.

Francisco Jacinto, indígena de Fruta de Pan, recordó que este era un sueño que pensaban que nunca se iba hacer realidad y recordó que antes tenían que caminar varios metros para jalar agua del rio y poder hacer las tareas del hogar.

Fermín Romero,  alcalde del municipio de Rosita, enfatizó que estos proyectos son parte del compromiso del Gobierno de Nicaragua de llevar agua a las familias más pobres del país y sobre todo a la población indígena.

En días pasados las autoridades municipales de Rosita y del municipio de Prinzapolka inauguraron un proyecto de agua potable y saneamiento en la comunidad indígena Layasiksa II, del municipio de Prinzapolka, el cual tuvo una inversión de 4.3 millones de córdobas.

Este proyecto consistió en la construcción de un Mini Acueducto por Bombeo Eléctrico, la construcción de 72 conexiones domiciliares de agua potable, así como la construcción de letrinas y lavanderos, lo que permitirá elevar la calidad de vida de 450 protagonistas pertenecientes a 72 familias de esa comunidad.

Comentarios Facebook

Posts Relacionados

Leave a Comment