Tres muertos por tifón Hinnamnor en Corea del Sur

Autoridades de Corea del Sur informaron este martes que tres personas perdieron la vida y al menos ocho se reportan como desaparecidas tras las afectaciones provocadas por el tifón Hinnamnor en la parte sur del país.

Las tres fallecidas eran mujeres, todas adultas mayores. Dos de ellas murieron en la ciudad costera de Pohang (este): una arrastrada por aguas torrenciales en una carretera, mientras trataba de evacuarse junto a su esposo e hija, y otra tras ingresar a un estacionamiento subterráneo de un edificio de apartamentos.

La tercera mujer que perdió la vida fue encontrada enterrada en el barro en una casa derrumbada en otra ciudad costera, Gyeongju (sureste).

Siete de los desaparecidos se reportan en el mismo estacionamiento subterráneo en Pohang donde perdió la vida una de las mujeres. Medios locales señalaron horas atrás que los rescatistas estaban vaciando el estacionamiento con la intención de hallar a los desaparecidos.

Entre los daños materiales, se citan más de 60.000 hogares sin electricidad y significativos perjuicios en carreteras, tiendas del litoral y otras estructuras de la ciudad de Busán (sureste).

Como medida de precaución, las autoridades cerraron más de 600 escuelas y se suspendieron alrededor de 250 vuelos domésticos.

Hinnamnor es considerado uno de los tifones más potentes que haya afectado en décadas a Corea del Sur. Tocó tierra en la isla de Jeju antes de llegar a Busán (sureste), que resultó afectada por grandes olas e intensas lluvias.

Primeros impactos en Japón

Medios reportan que en la mañana de este martes el tifón se encontraba sobre el mar de Japón, a unos 100 kilómetros de la isla de Tsushima, en el suroeste de ese país. En ese momento sus vientos alcanzaban los 180 kilómetros por hora. Según los pronósticos, se esperaban fuertes lluvias en el oeste de Japón.

La compañía Kyushu Electricity informó que más de 35.000 hogares se quedaron sin electricidad en la región de Kyushu (suroeste), en tanto que el viento y la lluvia obligaron a suspender el servicio de trenes bala. Además, fueron cancelados al menos 120 vuelos de salida y llegada al aeropuerto Kyushu.

Comentarios Facebook

Te pueden interesar