Trasplantan por primera vez con éxito dos riñones de cerdo a un humano

La Facultad de Medicina Marnix E. Heersink School of Medicine, en Estados Unidos, ha anunciado este jueves el trasplante con éxito de riñones de cerdo modificados genéticamente y de grado clínico en un paciente con muerte cerebral. Estos resultados positivos demuestran cómo los xenotrasplantes podrían resolver la crisis de escasez de órganos en todo el mundo, destacan los autores en el ‘American Journal of Transplantation’.

Los investigadores de la UAB probaron el primer modelo preclínico humano para trasplantar riñones de cerdo modificados genéticamente a seres humanos. Al receptor del estudio se le trasplantaron dos riñones de cerdo modificados genéticamente en el abdomen después de que se le extirparan sus riñones nativos. Los órganos se obtuvieron de un cerdo modificado genéticamente en una instalación libre de patógenos.

El paciente se llama Jim Parsons, de 57 años de edad, quien fue diagnosticado con muerte cerebral y está conectado a un ventilador artificial.

«Junto con nuestros socios, hemos realizado importantes inversiones en xenotrasplantes durante casi una década con la esperanza de obtener el tipo de resultados que se han publicado hoy», afirma el doctor Selwyn Vickers, decano de la Facultad de Medicina Heersink de la UAB y director general del Sistema de Salud de la UAB y de la Alianza UAB/Ascension St.

«Los resultados de hoy son un logro notable para la humanidad y hacen avanzar el xenotrasplante hacia el ámbito clínico –añade–. Con este estudio, nuestros equipos de investigación también han demostrado que el modelo de difuntos tiene un importante potencial para impulsar el campo de los xenotrasplantes».

Por primera vez, los riñones trasplantados procedían de cerdos que habían sido modificados genéticamente con 10 ediciones genéticas clave que pueden hacer que los riñones sean aptos para el trasplante en humanos. Este proceso demuestra la viabilidad a largo plazo del procedimiento y cómo podría funcionar dicho trasplante en el mundo real.

Los riñones trasplantados filtraron sangre, produjeron orina y, lo que es más importante, no fueron rechazados inmediatamente. Los riñones siguieron siendo viables hasta el final del estudio, 77 horas después del trasplante.

«Este momento de cambio en la historia de la medicina representa un cambio de paradigma y un hito importante en el campo de los xenotrasplantes, que es posiblemente la mejor solución a la crisis de escasez de órganos –destaca la doctora Jayme Locke, director del Instituto Integral de Trasplantes del Departamento de Cirugía de la UAB y cirujano principal del estudio–. Hemos cubierto lagunas de conocimiento críticas y hemos obtenido los datos de seguridad y viabilidad necesarios para iniciar un ensayo clínico en seres humanos vivos con enfermedad de insuficiencia renal en fase terminal».

La edición de genes en cerdos para reducir el rechazo inmunológico ha hecho posible los trasplantes de órganos de cerdos a humanos, lo que podría ofrecer ayuda a miles de personas que se enfrentan a fallos orgánicos, enfermedades o lesiones. La vida natural de un cerdo es de 30 años, se crían con facilidad y pueden tener órganos de tamaño similar a los humanos.

Comentarios Facebook

Te pueden interesar