Un niño de 8 años podría ser condenado a pena de muerte en Pakistán

En Pakistán, un niño hindú de ocho años está bajo custodia policial, acusado de blasfemia. Es la persona más joven en ser inculpada en virtud de esa infracción. El pequeño fue arrestado por haber orinado, supuestamente de manera intencional, sobre una alfombra en la biblioteca de una madraza, institución donde se brinda enseñanza sobre los textos sagrados del islam. En ese país asiático, los cargos de blasfemia pueden conllevar la pena de muerte.

Articulo Completo