Prisión preventiva para sujeto acusado de violar a cuatro niños de su familia

Un hombre de 40 años quedó en prisión preventiva este lunes, luego de ser acusado en los juzgados de Rivas, como el autor de las violaciones reiteradas que sufrieron tres hermanitos, de 7, 9 y 12 años, junto con una prima de nueve años.

El autor del reprochable hecho, que tuvo como escenario la propia casa de las víctimas, ubicada en el departamento de Rivas, es un hombre de apellido Pichardo, que desde hace más de 15 años había establecido amistad con la familia de las víctimas.

El pedófilo que también se identifica con otro nombre y otros apellidos (González Cornejo), fue acusado en el juzgado de Distrito Especializado en Violencia de Rivas, por los delitos de violación a menores de 14 años, explotación sexual, pornografía y acto sexual con adolescentes mediante pago, en concurso ideal del delito de violencia psicológica leve.

Entre las víctimas se encuentra una niña de nueve años y sus hermanitos de 7 y 12 y a las agresiones sexuales tampoco escapó su prima que tiene la misma edad de ella. Según la acusación presentada por la fiscalía, el imputado se había quedado a vivir en la casa de las victimas desde antes que nacieran, lo cual le permitió ganarse la confianza y el cariño de ellos, ya que cariñosamente le decían papá.

Las violaciones se registraron entre enero y el pasado 4 de mayo, cuando los 4 niños quedaban desde las 4 de la mañana bajo el cuido del depredador sexual, ya que la mamá de los tres hermanitos se trasladaba a esa hora a trabajar al mercado de Rivas. Según la acusación el acusado cometía las violaciones entre las 4 y 9 de la mañana, aprovechándose que se encontraba solo con las víctimas a las cuales llegaba a despertar “para saciar sus perversos deseos sexuales” indica la acusación.

Las primeras víctimas fueron las niñas de 9 años a los cuales introdujo dentro de un cuarto y tras manifestarles que les daría 30 córdobas, las obligó a ver como las violaba y tras ultrajarlas sexualmente, las amenazó con castigarlas si contaban lo sucedido y a la vez le decía que saldrían embarazadas de él.

No satisfecho con la agresión sexual, el imputado procedió en días posteriores a encerrar dentro de un cuarto a las niñas junto con el niño de 7 años y uno a uno los fue violando y tras saciar sus perversos deseos sexuales los amenazaba nuevamente con pegarles si contaban lo sucedido. En otra ocasión, trasladó a la hermanita de los niños, a la letrina que se encuentra en el patio de la casa, para continuar ultrajándola.

Las violaciones en contra de su hermanito de 7 años y su primita tampoco cesaban. Pero el caso quedó al descubierto el 4 de mayo cuando el acusado estaba abusando sexualmente del niño de 12 años y en ese instante la prima observó la escena y dijo que lo acusaría cono su mamá. Posteriormente la otra niña, cansada de los hechos que realizaba el acusado en contra de ella, sus hermanitos y su prima, decidió finalmente romper el silencio y le contó a su papá el calvario que estaban viviendo dentro de su propia casa.

Información: Lésber Quintero/La Primerísima 

Comentarios Facebook

Te pueden interesar