Pequeño beisbolista, rompe barreras de miedo con un entusiasmo inquebrantable

Featured Video Play Icon

Disciplina, superación y esfuerzo, son las aptitudes que demuestra el niño Rudiell Josdany Pérez Muños, protagonista de una de esas historias inspiradoras del deporte, la vida nos demuestra que todo es posible si se persevera.

Rudiell nació en Siuna, el 21 de agosto del 2011, con una malformación congénita que le dio un brazo derecho claramente inferior en desarrollo respecto del izquierdo.

No obstante, esto no ha sido impedimento para este niño que desde los 6 años se dedica al beisbol, es originario de la comunidad el Hormiguero ubicada a unos 20 kilómetros de la ciudad de Siuna, su padre es el señor Rudy Javier Pérez Mezen y su señora madre es Elvira Muñoz Olivas.

Este pequeño desde los seis años forma parte de la academia Lujaes Monte Carlos, ama el beisbol y lo ve como una oportunidad de salir a los departamentos del país y también de conocer países por medio de este deporte.

Rudiell Josdany Pérez junto a su abuelita materna

Pese a su condición, Rudiell es muy destacado, hoy en día juega en la categoría de 9-10 años, donde ha representado al municipio en partidos de eliminatorias departamentales en Rosita y en Siuna.

Ha mostrado gran velocidad con su brazo izquierdo como lanzador, además  muestra una buena habilidad para batear y posee muy buen tacto a la hora de estar en el cajón de bateo ya que suele en su mayoría de turnos hacer siempre contacto con la pelota, aparte de lanzar también es pelotero de cuadro, juega la segunda base y la primera, donde se ha sido notorio sus  buenas jugadas a la defensiva en el corto tiempo que tiene de practicar el deporte rey  de nuestro país el “beisbol”.

Su entrenador Juan Antonio Martínez, califica al niño como un buen prospecto para el beisbol, “Rudiell posee gran habilidad, solo tiene tres años de estar en la academia y en tan poco tiempo ha desarrollado gran destreza que lo ha llevado a ser parte de la selección de Siuna en las eliminatorias” dijo Martínez.

Agregó que los números actuales son meritorios para verlo en la selección de Las Minas que estará en el nacional el próximo 25 de marzo, “de seguir así formará parte de los 18 niños que conformaran la selección, pienso que si el sigue entrenando y dándole tiempo siempre al beisbol llegara hacer un gran pelotero” expresó Martínez.

Anhela conocer a su jugador favorito, a quien admira y desea conversar con él.

Rudiell como todo buen amante del beisbol también tiene su jugador favorito y su equipo favorito. “Mi jugador favorito es Darrel Campbell, me gusta mucho la manera en que juega y su forma de batear, me gustaría conocerlo y que me diera concejos para ser bueno como él, lo invito a Siuna para poder platicar con él y así que me muestre maneras de mejorar” dijo, con gran emoción.

Ama el beisbol y anhela conocer a su jugador favorito

Muy enérgico,  relata que su equipo favorito es el Bóer, “siempre he escuchado hablar del Bóer y me gusta, son buenos todos sus jugadores y he visto que siempre le ganan a la Costa” enfatizó.

Con gran entusiasmo, lleno de fortaleza y positivismo, Rudiell anima a salir adelante a los niños que como él poseen una discapacidad.

“Por no tener un brazo no significa que yo no pueda practicar un deporte, así que le digo a los niños que por miedo no se atreven a jugar nada,  que lo hagan porque todos somos hábiles y tenemos los mismo derechos y las mismas capacidades de desempeñar bien un juego”.

Suele ser muy hábil con su mano izquierda, realiza actividades que muchas veces son difíciles para una persona que tiene todos sus partes.

Además es independiente, se amarra solo los cordones de sus zapatos, suele vestirse solo y ajustar su faja con facilidad no necesita ayuda de sus padres, aprendió con los años a valerse por sí mismo y se enfrenta a la vida con amor y mucha responsabilidad para con él.

Actualmente cursará el cuarto grado de primaria y se toma los estudios con seriedad ya que está consiente que el estudio es una herramienta importante para su futuro.

Rudiell Josdany Pérez Muñoz es el niño que se ha ganado el corazón de los Siuneños por el amor que le tiene al beisbol y de la manera en que lo hace llama mucha la atención, la habilidad que muestra de hacer todo solo con un brazo, a este pequeño podríamos verlo en el campeonato nacional representando al sector minero.

Comentarios Facebook

Te pueden interesar