Niños aprenden más con la metodología intercultural bilingüe en el Caribe

Niños de preescolar del Centro de Desarrollo Infantil Jardín de Sonrisas de Bilwi, Puerto Cabezas, en la Costa Caribe Norte de Nicaragua, reciben sus clases con la metodología de educación intercultural bilingüe.

La Costa Caribe Nicaragüense cuenta con este modelo de educación intercultural que por sus siglas en español es SEAR,  promueve la educación en lenguas originarias en las regiones autónomas.

Eddy McDonald, director de la secretaría regional de educación, comenta al respecto que «estamos buscando como mejorar en las aulas de clases este tema que es la educación bilingüe que son las lenguas originales, el miskito, el mayangna y el creole, que son los que tenemos en la Costa Caribe Norte, de esta manera fortalecemos la identidad cultural y la vigencia de nuestras lenguas».

Orientados por el modelo de educación intercultural bilingüe se fortalece la enseñanza bilingüe en español y miskito en este centro de desarrollo infantil.

Impulsa una mejor educación Para las educadoras de este centro, la metodología que utilizan para enseñar en dos lenguas es de suma importancia y de hecho se nota en el aprendizaje de los niños desde temprana edad. Indira Ramírez es una educadora de educación inicial preescolar y cuenta con entusiasmo que «los niños se sienten contentos, podemos ver cómo hablan sin pena en las dos lenguas miskito y español».

La directora del centro, la profesora María Sulema Pérez explica que “nosotros como docentes podemos ver cómo los niños se emocionan y participan cantando en sus lenguas maternas, porque nosotros sabemos que aquí tenemos niños que hablan solo miskito y otros solo español, por eso es importante que les enseñemos en sus propias lenguas”.

Con este modelo único para las regiones autónomas, el Gobierno de Nicaragua fortalece la enseñanza en lenguas maternas, lo que además revitaliza las lenguas propias de la región.

Comentarios Facebook
Redacción Central

Te pueden interesar

Deja tu comentario