Niña fue asesinada con 47 golpes: le partieron el hígado en dos y el corazón le explotó

Una niña de 4 años fue asesinada por su madre y su padrastro en Alajuela, ciudad de Costa Rica, luego de recibir 47 golpes. Como consecuencia de los golpes recibidos, la menor de edad falleció luego de que su hígado se partiera en dos y su corazón estallara debido a la acumulación de sangre en su abdomen.

Según la acusación de la Fiscalía, la menor sufrió golpes y agresiones durante al menos 15 horas.  La pequeña, que vivía junto con sus otros hermanos, sufrió fuertes golpes de su propia madre y padrastro durante aproximadamente 15 horas el pasado 15 de enero de 2020.

La acusación ante la pareja mencionó que ambos la golpearon brutalmente por varias horas mientras se encontraban en su vivienda en compañía de sus otros dos hermanos mayores.

“Aprovecharon su posición de poder frente a esta y, actuando de común acuerdo, con pleno dominio funcional del hecho, sin causa ni justificación alguna con el claro fin de dar muerte a su hija e hijastra, tanto de manera conjunta como de manera individual, sin que ninguno objetara o impidiera la conducta homicida del otro, la golpearon brutalmente por diferentes partes de su frágil cuerpo”, estableció la acusación del ente fiscal.

De acuerdo con Ana Yanci Umaña, juez del Tribunal Penal de Alajuela, la niña de 4 años presentaba lesiones graves en su abdomen, espalda, piernas y cara al momento de ser analizada por las autoridades.

“La médico forense indicó que el golpe letal que le dieron fue en el abdomen, le laceró el hígado y se lo partió en dos y dejó sangre en el abdomen, de tal manera que era tanta sangre que le subió al corazón y se lo explotó, No era una muerte por una caída”, informó Umaña.

Asimismo, la jueza señaló que según la descripción de los especialistas que participaron en el caso, el golpe que causó la muerte a la menor fue en el abdomen y fue descrito como “un golpe que le saca el aire a uno”.

Yuseth María Mejías Vargas, madre de la niña, y Brayan Jacob Herrera Ayala, padrastro de la menor, fueron sentenciados a una pena de 35 años de prisión por el delito de homicidio calificado en perjuicio de la menor de edad.

Comentarios Facebook

Te pueden interesar