Migración irregular incrementa su paso por Panamá

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Pese a las alertas de las autoridades locales, la migración irregular mantiene hoy un ritmo acelerado a su paso por Panamá, rumbo a Estados Unidos.

En el primer Foro Internacional de Seguridad, Una perspectiva Global 2024, organizado por el Servicio Nacional de Fronteras, la directora del Servicio Nacional de Migración(SMM), Samira Gozaine, dijo que esos flujos experimentaron un abrupto incremento de 10 mil personas en 2009 a 520 mil el 2023.

La funcionaria indicó que en lo que va de este año, 63 mil 806 personas han cruzado el Parque Nacional Darién, un 20 por ciento de niños y adolescentes.

También subrayó que se aprecia un considerable aumento de recién nacidos e infantes menores de seis meses que han cruzado la selva.

El SNM ha identificado 226 fallecidos, aunque nunca se conocerá el número real de los que perdieron la vida en el intento por tener una mejor y que nunca serán repatriados a sus casas porque sus cuerpos se los tragó la selva, indicó.

La frontera de Panamá y Colombia se ha convertido en una zona peligrosa que no responde a los principios de movilidad humana, sino a un nuevo negocio del crimen organizado que está sustituyendo el tráfico de drogas por el de seres humanos, según las evidencias.

El tráfico de migrantes generó 820 millones de dólares el año pasado, debido a que los viajeros ilegales son captados por supuestas agencias que cobran 900 dólares para atravesar el golfo de Urabá, en Colombia y son esos mismos delincuentes contratados quienes los guían en la ruta y luego les roban y los asesinan.

El crimen organizado y los delincuentes comunes cometen delitos graves como narcotráfico, tráfico de armas y violaciones que podrían desencadenar en inevitable catástrofe humanitaria, ambiental y de seguridad, de no actuarse oportunamente, alertó Gozaine.

Panamá ha lanzado recientemente la campaña “Darién no es una ruita, es una jungla” para disuadir a los migrantes irregulares del tránsito por esa peligrosa vía terrestre, pero sin los resultados esperados.

Hace dos días, los presidentes de Costa Rica, Rodrigo Chaves; y de Panamá, Laurentino Cortizo; en Paso Canoas, en las inmediaciones de la frontera común, inauguraron el Centro de Control Integrado de migrantes.

La institución constituye un sitio de acogida en Costa Rica a esas personas que recorren la ruta centroamericana en su afán de llegar al norte.

En octubre de 2023, los mandatarios de esos países centroamericanos compartieron el criterio de fomentar el control en el paso de migrantes desde el sur del continente americano y su recorrido hasta el norte.

Desde la localidad de Metetí, en plena selva del Darién, Chaves y Cortizo convocaron a presidentes de países de la región de origen, tránsito y destino de migrantes a una reunión urgente para abordar de conjunto esa crisis, encuentro que se efectuó después en México.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comentarios Facebook

Entradas relacionadas