Madres viajan a México para buscar a migrantes desaparecidos

La Caravana de Madres Centroamericanas partió este viernes desde la capital salvadoreña en lo que se ha convertido en una peregrinación anual a México en busca de información sobre el destino de los migrantes desaparecidos en suelo mexicano rumbo a Estados Unidos.

El grupo entrará a territorio mexicano el próximo domingo, 1 de mayo, pasará por Chiapas y Tabasco, posteriormente llegará al Refugio de Las Patronas y el 6 de mayo al Puerto de Veracruz.

Esta Caravana es organizada por la asociación civil Movimiento Migrante Mesoamericano y el proyecto Puentes de Esperanza, cada año, pero debido a la pandemia se había postergado durante dos ediciones.

La caravana llegará hasta la Ciudad de México, donde realizarán diversas actividades, entre las principales buscar a sus familiares desaparecidos en penales, calles y refugios.

Los participantes, en su mayoría mujeres, se reunieron en el famoso Monumento al Divino Salvador del Mundo de San Salvador para comenzar el viaje.

Viajando a pie y en vehículos, esperan llegar el domingo a la Ciudad de México y se espera que se unan al grupos madres de Honduras y Guatemala.

El día lunes 2 de mayo se llevará a cabo un evento en el tramo carretero Chiapa de Corzo – Tuxtla Gutiérrez, a la altura de la colonia El Refugio, donde lamentablemente el año pasado fallecieron 56 migrantes en
un accidente de tránsito.

El viaje también está organizado y financiado por el Comité de Familiares de Migrantes Fallecidos y Desaparecidos de El Salvador (Cofamide), que representa a las familias de los migrantes salvadoreños que murieron o desaparecieron mientras intentaban llegar a los Estados Unidos.

Omar Jarquin, de Cofamide, dijo a los periodistas que además de hacer un llamado personal a las autoridades mexicanas para que ayuden a encontrar a los salvadoreños desaparecidos, el ejercicio tiene como objetivo “concientizar a los migrantes sobre el peligro de migrar ilegalmente”.

El grupo hará paradas en el camino en refugios que atienden a migrantes con destino a Estados Unidos.
“México tiene mucho trabajo por hacer para respetar los derechos humanos y cuidar a cada migrante en tránsito”, dijo Jarquin.

Una de las personas que hizo el viaje, Yolanda Ramírez, dijo que su hija desapareció hace cinco años después de salir de El Salvador hacia Estados Unidos.

“Se fue en 2017 porque el novio la mandó a buscar y la abandonaron en México. Nunca llegó”, dijo la angustiada madre a la prensa.

Durante los años 2009-2013, según datos recopilados por Cofamide, 380 migrantes salvadoreños murieron en México, muchos de ellos víctimas de los cárteles de la droga que controlan las rutas de contrabando hacia EE.UU.

Comentarios Facebook

Te pueden interesar