Madre e hijo asesinan a sus familiares en un ritual de brujería en Perú

Cuatro integrantes de una familia, entre ellos dos menores de edad, murieron envenenados a manos de dos de sus familiares, quienes con el fin de quedarse como únicos herederos de una chacra de 10 hectáreas, en el distrito de Chalaco, provincia de Morropón, en Piura, no dudaron en hacerse pasar por brujos y darles una bebida con un poderoso insecticida.

El escalofriante hallazgo ocurrió la mañana del domingo en el caserío de Juan Velazco, en Chalaco, cuando se encontró en una vivienda los cuerpos sin vida de Eloy Barco Cruz (81), Eulogio Núñez Barco (55) y los niños E.N.B (8) y E.N.B (6).

Según información policial, los asesinos serían Cleotilde Barco Núñez, quien junto a su hijo Tito planearon fingir ser curanderos y a través de mensajes vía WhatsApp mintieron a las víctimas sobre una supuesta enfermedad o daño que les habían hecho.

Eloy Barco y Eulogio Núñez se asustaron por este anuncio y creyeron que les habían hecho brujería, por lo que no dudaron en pagar 5 mil soles que les pidieron para supuestamente ‘curarlos’.

Los falsos curanderos les pidieron que enterraran el dinero en una parte del terreno de su propiedad y les indicaron que luego de tres días se convertirían en ‘brebajes de sanación’.

Pasado los días, desenterraron las bebidas e inmediatamente se lo tomaron y se los dieron a los niños, quienes supuestamente también estaban dañados.

El efecto de las bebidas fue instantáneo y las víctimas perdieron la vida en minutos sin que nadie pudiera auxiliarlos.

Un menor de edad también fue detenido por la policía, pues habría sido el que les dio los brebajes envenenados a la familia fallecida.

Capturan a «brujo»

Horas después de conocido el asesinato, la policía capturó al supuesto brujo que preparó las bebidas envenenadas. Se trata de Eloy Barco Córdova (48), quien resultó ser el padre del menor que enterró las bebidas en la tierra.

Este sujeto se suma a los capturados Tito Barco Núñez (24) y Cleotilde Núñez Barco, quienes permanecen recluidos.

La policía no descarta que más personas estén implicados en este macabro asesinato.

Ambición por terrenos

De acuerdo a las investigaciones de la PNP, la planificación del asesinato se habría dado debido a los problemas que los autores del crimen tenían con los occisos adultos por la posesión de tierras agrícolas valorizados en varios miles de dólares.

La fiscal adjunta Gabriela Burgos Ruidías, solicitó la detención por 7 días de todos los implicados como presuntos autores intelectuales y materiales del delito de homicidio agravado.

De encontrarlos culpables, podrían ser condenados a cadena perpetua.

Este crimen ha causado gran conmoción en Piura por la sangre fría en la que se acabó con la vida de dos personas adultas, pero sobre todo con el ensañamiento contra dos menores de edad que solo fueron víctimas de la ambición de cuatro sujetos que solo tenían el objetivo de conseguir los terrenos y vivir con el dinero de la venta de ellos.

Fuente: Infobae

Comentarios Facebook

Te pueden interesar