Lucrecia Castro: mujer que ha hecho historia en el ámbito de construcción de viviendas

Con una sonrisa en su rostro, Lucrecia Iveth Castro Munguía, una mujer de tez blanca, ojos claros y sobre todo humilde, nos cuenta como aprendió a construir viviendas, un trabajo que según estereotipos solo los hombres lo pueden realizar.

Lucrecia es madre de tres hijos, a quienes creció sola, actualmente tiene 48 años y es una mujer multifacética, luchadora y sin importarle el qué dirán.

“Muchas mujeres dicen que lo que hago es pesado, pero en realidad yo no lo siento así, yo jalo arena, piedrín, mesclo cemento y armo hierro de toda estructura” expresó.

Lucrecia es la menor de los 6 hijos que procrearon sus padres y aprendió esta labor con su hermano, “trabaje 10 años con mi hermano Marvin, la gente se asustaba cuando me miraban que levantaba piedras, bloques o mesclando cemento”, dijo.

Muchas personas la conocen y la llegan a buscar para trabajo, ya sea de construcción, para limpieza de los patios, poner cercas e incluso para pintar paredes.

“Estuve trabajando 9 meses en el hospital Carlos Centeno, en el área de limpieza, pero hubo recorte de personal y ahí salí yo, me preocupe porque cuando uno trabaja en las instituciones paga un seguro, mientras que se hago chambas, como le llamamos, no tengo ese beneficio, pero eso no me detuvo para salir adelante”, refirió.

Pérdida irreparable

En el año 2017, Lucrecia sufrió una pérdida irreparable y es que su hermano Marvin con quien ella trabajaba, murió. “La mayoría del tiempo la pasaba con mi hermano, fueron 10 años trabajando juntos, siempre me decía tienes que aprender porque esto te va a servir en un futuro, yo no voy hacer eterno, somos de la muerte y cuando yo falte vas a saber cómo defenderte en la vida” recordó.

“Me ponía a armar las columnas, a veces me las desarmaba toditas y me ponía a armar nuevamente, entonces yo empezaba a cortar alambre y a amarrar, al principio no le hallaba, pero puse de mi parte hasta que aprendí” expresó.

Ganadora de concurso

Lucrecia participó en un concurso avalado por el Instituto Nacional Tecnológico (INATEC), sobre armador de hierro y resulto ganadora del primer lugar, “tengo un certificado que me dieron en INATEC por haber participado en una competencia de profesionales y me siento orgullosa de todo lo que he aprendido”, sostuvo.

Certificado entregado por INATEC

Quienes conocen a Lucrecia la describen como una mujer valiente, trabajadora y decidida, ella expresa que ha tratado de trasmitir sus conocimientos a su hijo, “este es un trabajo digno que si ponemos de nuestra parte lo podemos hacer mujeres y hombres, por eso cuando tengo trabajo de este tipo me llevo a mi hijo para que aprenda este oficio” señaló.

Comentarios Facebook
Jindriska Mayorga

Te pueden interesar