Juzgan a señora que mató con una hamaca a su nieta en Jinotega

Luego de supuestamente matar a su nieta de 10 años, Paulina Sevilla Calderón de 53, veló y asistió al entierro de la niña, que fue ahorcada mientras jugaba en una hamaca, en la comunidad Boca El Corozal, en el municipio Wiwilí-Jinotega, el pasado 25 de julio de año en curso.

De acuerdo a la declaración de Calderón, luego asistir a las honras fúnebres de su nieta, fue arrestada por la Policía Nacional, por ser la mujer que estranguló a la niña.

La abuela primero engañó a su hijo, el padre de su víctima, diciendo que la niña se había ahorcado en una hamaca mientras jugaba, pero la Policía la descubrió en sus mentiras hasta que finalmente confesó.

El juez Erick Carvajal, del juzgado Segundo Distrito Penal de juicio de Jinotega, a petición de la defensa ordenó que la acusada sea valorada en el Hospital Victoria Motta de Jinotega y así determinar si tiene algún problema o desequilibrio mental.

La continuación de juicio fue programada para el 17 de noviembre.

Comentarios Facebook

Te pueden interesar