Flujo de lava amenaza a 700 familias en Guatemala

Unas 700 familias guatemaltecas permanecen este miércoles pendientes del avance del flujo de lava del volcán de Pacaya ante su posible amenaza para varias comunidades de la zona.

‘Estamos preocupados, la lava viene muy rápido, no podemos dormir porque se siente el temor’, narró al noticiero Guatevisión Paula Barrera, vecina de El Rodeo, quien dos veces al día observa cómo el río de material volcánico arrasa con la vegetación y plantaciones cercanas.

Desde inicios de este mes, el Pacaya mantiene alta su actividad, pero en las últimas horas se formó una fisura en su flanco norte y comenzó a fluir una lava que avanza muy despacio con temperaturas entre 500 y 800 grados, confirmó la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred).

Walter Monroy, subdirector de esta entidad, aseguró que mantienen bajo monitoreo constante el comportamiento del coloso con la utilización de drones y agradeció el apoyo de técnicos de la Universidad Nacional de México.

La velocidad de los flujos de lava es de 60 a 80 metros por día y puede variar por factores como la actividad misma del cono y la topografía, aunque hasta el momento se desplaza por áreas no pobladas, detalló Monroy.

Este miércoles, el Pacaya amaneció con fuertes explosiones en su cráter, de ahí la preocupación también de residentes en El Patrocinio, El Cedro, San Francisco de Sales, El Bejucal y Calderas, todas del municipio San Vicente Pacaya.

Retomado de Prensa Latina

Comentarios Facebook
Foto del avatar

Te pueden interesar