Fernando Puerta: El devoto de Esquipulas que ilumina el cielo de Siuna con cohetes y bombas desde hace 33 años

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

La devoción al Cristo Negro de Esquipulas para el señor Fernando Antonio Puerta Chavarría, nació hace 33 años, justamente un 14 de enero del año 1990, cuando encañonado por un grupo de rearmados se aferró en oraciones al Señor de Esquipulas; de aquel tenso episodio logró salir ileso.

Puerta Chavarría recuerda que  ese día “se dirigía hacia Managua en compañía de varios transportistas, cuando un grupo de rearmados nos salió en La Pedrera, Rio Blanco, nos dijeron que nos iban a quemar todas nuestras unidades e incluso amenazaban con matarnos” señala Puerta.

En medio de aquel momento de tensión, miedo y angustia don Fernando recuerda que no hayo de que mano sujetarse más que la del Cristo de Esquipulas.

“Los armados me mandaron con una carta que debía entregar a la Policía en Rio Blanco, sin embargo, cuando yo iba llegando a la ciudad el ejército se disponía a salir para enfrentar al grupo delincuencial, los armados se dieron cuenta y decidieron liberar los vehículos, ese momento fue muy emotivo y especial para mi pues como gremio trabajábamos unidos y Dios siempre nos estuvo protegiendo”, narra Puerta con mucha emoción.

Fue ahí, que nació su inquebrantable y particular manifestación de fe al Señor de Esquipulas e hizo retumbar el cielo de Siuna con cohetes, bombas y otro tipo de juegos pirotécnicos.

Te puede interesar: Yolanda Castillo, Una herencia de fe, a nuestro Señor de Esquipulas

Don Fernando recuerda que el primer año donó unas pocas docenas de cohetes, sin embargo, con el paso del tiempo y gracias a las bendiciones del Cristo Negro de Esquipulas, hoy logra donar 100 docenas, aparte de bombas, luces chinas y demás juegos pirotécnicos”.

Familia del Sr. Fernando Antonio Puerta Chavarría

Un voraz incendio arrasó con su gasolinera

Otro momento que ha marcado la vida la familia del señor Fernando fue un voraz incendio que arrasó con gran parte de su negocio en la cervecería ocurrido un sábado 24 de marzo del 2007 a eso de las 5 de la tarde.

Don Fernando, recuerda ese día, como uno de los mas tristes para él y su familia ya que veía como se quemaba gran parte de su vida y trabajo honrado que habían logrado establecer durante 33 años.

“Recuerdo como si fuera hoy que la gente corría para ayudarnos a sofocar las llamas y en la iglesia la gente oraba en la Santa Misa para que el incendio no se convirtiera en una catástrofe”, memoriza Don Fernando.

Lea: Belkis Cucalón: Diez años de oración y fe, recibiendo favores del Cristo de Esquipulas

Recuerda que muchas personas se dispusieron en ayudarles, halando agua, en balde, pipas, llevando arena y de todas formas, “mi mayor miedo era que el incendio se pasara para otras casas y perjudicara a otras familias, pero gracias al Señor de Esquipulas, que siempre escucha mis ruegos no fue así, el incendio solo me afecto a mi”, cuenta don Fernando, entre llantos.

Grandes perdidas de las que solo Dios lo levantó

En aquel voraz incendio don Fernando señala que se quemó todo el inmueble, todo el dinero que se había hecho en el día, alrededor de mil cajas de cervezas, pero, además, se le quemaron dos camiones, los cuales usaba para transportar el producto.

“Recuerdo como si fuera hoy que para no quedar mal con la empresa cervecera inmediatamente depositamos el dinero que traían los vendedores de las rutas que cubrían de Siuna a Rio Blanco y Siuna – Bonanza y así logramos mantener el contrato con la agencia” expresa Puerta.

Soy testigo de muchos milagros del Señor de Esquipulas

Don Fernando, jamás a dejado de confiar en Dios, pues gracias a él, hoy ha logrado establecerse con su negocio en la gasolinera San Fernando, que hasta la fecha mantiene con muy buena rentabilidad.

“Después del incendio muchas entidades bancarias y buenos amigos me dieron la mano y así es como logre mantenerme en pie con mi negocio que era el sostén de mi familia” explica.

Momentos duros que han servido para levantarse

A Puerta, la vida le presentado fuertes retos, en el año 2019 propiamente el 14 de abril, don Fernando, señala que murió su madrecita “fue un duro golpe en nuestras vidas, pero, ella le pidió al señor de Esquipulas que le concediera una muerte rápida sin tomar cama y así sucedió” recuerda con mucha tristeza.

Otro momento que ha marcado la vida de este fiel devoto del Cristo Negro fue la pérdida la concesión de la distribución de los productos de la cervecería que por 33 años mantuvo en pie con mucho trabajo, esfuerzo y dedicación en todo el Triángulo Minero.

Te interesa:  El milagro del Señor de Esquipulas en el corazón de Fátima Nayara

“A raíz de la pérdida del contrato de distribución de cervezas, me retiré de Siuna y me fui a vivir a Managua, este proceso me ha traído mucho alivio a mi vida, la estación San Fernando esta mejor que antes y gracias al Cristo de Esquipulas varios negocios me han salido muy bien” relata el devoto.

A lo largo de su vida Don Fernando ha tenido que sufrir muchas dificultades, pero eso no ha tocado su fe inquebrantable en el Dios que todo lo puede.

“Gracias a mi Señor de Esquipulas estoy muy bien, soy feliz con mi familia, estoy rodeado de buenos amigos y disfruto la vida al lado de mis nietos, soy solo un administrador de esos bienes que el Señor nos ha dado” expresa entre risas.

“Mi compromiso con el Cristo de Esquipulas es alegrar su fiesta con toda la pólvora, me encanta custodiar la imagen en la procesión y ser parte de la alegría que da escuchar los cohetes, bombas y demás juegos pirotécnicos que entregamos año a año con todo nuestro corazón y agradecimiento” señala el devoto.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comentarios Facebook

Entradas relacionadas

Deja tu comentario