Familiares de las 4 personas asesinadas en Alal exigen justicia

Los familiares de los cuatro jóvenes Mayangnas asesinados el pasado 29 de enero en la comunidad Alal, del municipio de Bonanza, Caribe Norte se presentaron ante la Procuraduría de los Derechos Humanos para interponer una denuncia formal.

Elías López Sebastián, profesor de la comunidad, denunció el asesinato de su hijo cuando estaba trabajando en la finca por un grupo delincuencial y expuso la preocupación que están viviendo por la inseguridad ciudadana generada por grupos delincuenciales que quieren adueñarse de sus territorios.

“Ese día fue algo imprevisto, nosotros nos dedicamos a trabajar la tierra no tenemos problemas con los demás campesinos mestizos, pero ese grupo llegó en la noche y asesinaron a mi hijo y después quemaron la casa, por lo que solicitamos al gobierno intervenga para hacer justicia”, expresó.

“Son gente que intimidan con armas a la comunidad Mayangna para quitar las propiedades y venderlas” afirmó López Sebastián.

Asimismo, la señora Linda Rosa Gutiérrez afirmó que su hijo también fue asesinado por ese grupo delincuencial por lo que pidió justicia y apoyo ya que era quien trabajaba para el sustento de la familia.

“Mi hijo de 18 años se dedicaba a la agricultura y ese día estaba trabajando en la parcela, somos pobres, pueblos indígenas y no nos dedicamos andar invadiendo otras tierras, es mi dolor grande como madre por lo que pido todo el peso de la ley” dijo.

Por su parte Melvin Davis también originario de Alal, denunció el asesinato de su hermano de 22 años quien estaba pescando cuando fue torturado y lo quemaron, por lo que toda su familia y comunidad está consternada.

“Es una situación que nos preocupa, queremos que el Gobierno intervenga para sanear el territorio de esos grupos delincuenciales, queremos resultados efectivos de las investigaciones, pues si están libres puede volver a ocurrir” expresó.

Afirmaron que es necesario un puesto policial en las comunidades para garantizar la seguridad ciudadana dentro de la reserva, pues son territorios bastante alejados.

Aseguraron que esos grupos delincuenciales son personas que se dedican a asesinar, violar y luego se van a esconder a esas grandes extensiones de territorios dentro de la reserva, lo que pone en peligro a los pueblos originarios dueños ancestrales de esas tierras quienes no están armados ni preparados para enfrentar esos actos delictivos.

Los denunciantes fueron recibidos por la Procuradora Darling Ríos, quien afirmó que existe un plan integral para atención inmediata de las familias afectadas, asimismo destacó que velarán por que continúen las investigaciones para garantizar los derechos humanos de los pueblos Mayagnas.

 

Comentarios Facebook
Redacción Central

Te pueden interesar

Deja tu comentario