Costa Rica con primer caso sospechoso de COVID-19

El Ministerio de Salud de Costa Rica confirmó esta tarde que se encuentra estudiando el primer caso sospechoso en el país deCOVID-19, enfermedad causada por el nuevo coronavirus.

Se trata de una mujer costarricense de 52 años de edad, vecina del cantón de Pococí, quien estuvo en Italia y Túnez y que llegó al país el día 29 de febrero sin síntomas que coincidan con la definición de caso. Fue hasta después que desarrolló la sintomatología.

Según explicó el Ministerio de Salud, el caso se cataloga como sospechoso luego que el panel respiratorio (FilmArray) diera negativo el día de hoy, descartando que los síntomas se deban a otro tipo de virus respiratorio ya identificado en el país.

Las autoridades de Salud activaron todos los protocolos de aislamiento y atención para la paciente, quien permanece aislada en su casa de habitación. A la vez, se tomaron las muestras respectivas con el fin de enviarlas al Instituto Costarricense de Investigación y Enseñanza en Nutrición y Salud (Inciensa) para realizar la prueba que descarte o confirme el caso.

El Inciensa remitirá al Ministerio los resultados, los cuales se darán a conocer inmediatamente se tengan. Paralelo al avance de las pruebas de laboratorio se realiza la indagación de contactos, para el abordaje respectivo y contener oportunamente los posibles contagios.

“El país se viene preparando para este momento desde hace varias semanas, con el objetivo de resguardar la salud pública, por medio de un trabajo articulado entre varias instituciones.

«Llamamos a la población a la calma, en este momento se cataloga como un caso sospechoso y quiero enfatizar en que es sospechoso, por lo que, por el momento, no podemos afirmar que tenemos casos confirmados del nuevo coronavirus en Costa Rica, ni mucho menos que hay transmisión activa, de persona a persona, en nuestro país”, afirmó el Ministro de Salud, Daniel Salas, a la vez en que enfatizó en que se mantendrá total transparencia del avance de la investigación.

La paciente se encuentra estable de salud, por lo que, en caso en que el resultado de las pruebas arroje la confirmación de portación delvirus, la paciente permanecerá en estricto aislamiento, seguimiento y control domiciliar, junto a su esposo, quien no presenta síntomas, pero por principio precautorio permanece aislado con ella.

Comentarios Facebook
Foto del avatar

Te pueden interesar

Deja tu comentario