BCIE contribuye a mejorar la calidad de vida de más de 33 mil indígenas y afrodescendientes del Caribe Norte

Con el objetivo de reducir la vulnerabilidad y proporcionar infraestructura resiliente ante desastres naturales en la Costa Caribe Norte de Nicaragua, se desarrolla un programa de infraestructura y acompañamiento social en varias comunidades indígenas y afrodescendientes del municipio de Puerto Cabezas, que es financiado por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) por US$5.0 millones.

La iniciativa prevé beneficiar a 33,528 hombres y mujeres de las comunidades del municipio de Puerto Cabezasafectados en años anteriores por el huracán Félix mediante la construcción de once obras, de las cuales seis han finalizado como son las comunidades de Awasyari, Kahka, Betania, Rahuawatla, Waynatingni y Sahsa.

Cinco se encuentran en ejecución, como es el albergue en comunidad Awastara, la construcción de subsede de salud en Ninayari, construcción de centro comunitario y albergue en Dakra, así como la construcción de albergue en Páhra.

“Como BCIE estamos comprometidos en respaldar y apoyar el bienestar de los pueblos indígenas que han sufrido serias dificultades debido a los embates de la naturaleza, es por esto que nos llena de satifacción conocer el impacto y avance de la ejecución en un 68% que tiene actualmente este Programa en el Caribe nicaragüense”,expresó el presidente ejecutivo del BCIE, Dr. Dante Mossi.

En el periodo octubre-diciembre 2021, con las obras de infraestructura se generaron 74 empleos directos y 105 indirectos para un total de 179 nuevos empleos en esa fecha, y para un total acumulado de 780 empleos temporales directos desde el inicio del programa. Además, se involucraron unas 150 familias de las comunidades beneficiadas.

Por su parte, el acompañamiento social se realizó a través de 87 talleres, a fin de contribuir con el fortalecimiento de las organizaciones con enfoque de género e interculturalidad y de las capacidades de las personas para que trabajen unidos desarrollando procesos de comunicación y de negociación comunitaria para  el manejo adecuado de las obras, y gestión de solución de sus problemas garantizando la sostenibilidad. También se mejoró la coordinación interinstitucional entre los distintos niveles de gobierno, así como, la consulta previa y auditoría social en todo el proyecto.

Estos talleres fueron dirigidos a los Comités de Seguimiento pertenecientes a cuatro comunidades del territorio Indígena Tawira, los cuales contaron con la participación de expertos en temas de control social en la etapa de inversión, control y proceso de negociación e instrumentos del control social y modelo de salud intercultural.

Además, se financió la traducción/reproducción de unos 2,000 ejemplares entre cartillas y afiches al dialecto/idioma miskito con el propósito de que sean entregados a las familias de las comunidades y a las autoridades locales y regionales para garantizar la implementación de la salvaguarda de los pueblos indígenas.

Con la implementación de este Programa, se ha logrado sensibilizar a las comunidades sobre los temas de equidad de género. En este sentido, la participación de la mujer ha mejorado notablemente en las actividades comunitarias, como las que están estrictamente relacionadas a las obras, siguiendo así el objetivo estratégico transversal del BCIE de equidad de género.

Fuente: BCIE

Comentarios Facebook

Te pueden interesar