Asesinan a enfermera embarazada y su amigo en Costa Rica

Como Luis Alejandro Ramírez Quirós, de 31 años, y María Ester Murillo Chavarría, de 26, fueron identificados los dos sujetos que lamentablemente fueron asesinados cuando viajaban en motocicleta en Curridabat, en Costa Rica. De acuerdo con fuentes policiales, la mujer estaba embarazada y era enfermera en el Hospital Calderón Guardia. Por su parte, él laboraba como oficial de seguridad del Hospital Nacional de Niños.

Antes del homicidio ambos fueron vistos en el bar La Concha de la Lora, en el barrio La California, desde donde las autoridades presumen que los seguían. Este dato lo confirmaron cuando encontraron los cuerpos y el de la joven traía un brazalete de dicho establecimiento.

Las víctimas eran amigos y en apariencia un conocido los vio discutiendo dentro del establecimiento.

Entró como auxiliar

Compañeros de trabajo de Murillo la recuerdan como una muchacha tranquila, quien no se metía con nadie. 

Ella ingresó al Hospital Calderón Guardia como auxiliar de enfermería en el departamento de Emergencias y cuando la pandemia del Covid-19 azotaba al país fue ascendida a enfermera en salones de recuperación.

Tanto ella como Ramírez tenían dos años de laborar para la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS).

Hipótesis policial

Fuentes confidenciales informaron a un medio local que los pistoleros siguieron a la pareja desde que estaba en el bar capitalino hasta Curridabat, donde los asesinaron.

Los sicarios, quienes viajaban en un vehículo, colisionaron por detrás la motocicleta en que se desplazaban los jóvenes. Cuando esta cayó al suelo le dispararon a Murillo en la cabeza, cerca de la oreja.

En el caso de Ramírez presumen que intentó huir hacia un matorral y le dispararon en dos ocasiones. Las balas lo impactaron en la espalda baja, dejándolo tendido y agonizante.

Para acabar con las víctimas el gatillero utilizó un revólver, pues esta arma no deja los casquillos en la escena del crimen.

Pensaron que fue vuelco

Cuando el reporte del incidente ingresó al Sistema de Emergencias 9-1-1 los que dieron la alerta a las autoridades informaron que se trataba de un accidente.

Al llegar al lugar las autoridades se percataron que la enfermera y el oficial de seguridad tenían heridas de bala.

Daniel León, paramédico de la Cruz Roja, detalló que “en el caso del masculino presentaba impactos en la espalda y una femenina con un trauma importante en la cabeza”.

Ingresó al bar sin cédula

En la escena del crimen Murillo quedó cerca de la moto, pues al parecer esta la prensó al caer. En el lugar se halló un bolso con sus pertenencias, pero los investigadores no hallaron su cédula de identidad.

El cadáver de Ramírez lo encontraron a 3 metros de la motocicleta, pues aparentemente intentó huir.

La muerte de estos jóvenes se suma a los 322 homicidios que se registran en lo que llevamos del año. 

Agentes del OIJ llevan a cabo las pesquisas del caso para determinar el móvil del crimen, de momento no descartan que por la manera en que les dieron muerte se trate de un ajuste de cuentas.

Además trabajan para encontrar a los gatilleros que acabaron con la vida de esta pareja.

Comentarios Facebook

Te pueden interesar