Ascienden a 38 los fallecidos por lluvias en Petrópolis, Brasil

Autoridades de Petrópolis, en la región montañosa de Río de Janeiro, informaron este miércoles que ya suman 38 las víctimas mortales causadas por las intensas lluvias que afectan el área de esa ciudad.

El gobernador del estado, Cláudio Castro, declaró a medios locales que se han reportado 229 eventos adversos vinculados con las precipitaciones, de ellos 189 deslizamientos.

Hasta la madrugada de este miércoles se habían notificado al menos 167 derrumbes. La ciudad se encuentra en alerta máxima y se ha declarado el estado de calamidad.

Imágenes difundidas a través de las redes sociales muestran ríos de lluvia y lodo que bajan por calles en pendiente y crean grave riesgo de inundación en zonas bajas. En otras se puede ver partes del casco urbano estremecidas por los deslaves, que arrastran a su paso autos, árboles y residuos de diverso tipo.

Castro describió la ciudad como “un escenario de guerra” y precisó que en el área trabajan 400 efectivos de Bomberos y Protección Civil.

Adelantó que las autoridades ya están considerando un eventual plan de recuperación, con participación directa del Gobierno estadual. Dijo que se no dependerá de nadie, aunque saludó cualquier ayuda federal que se reciba. En este sentido, expresó que habló con el presidente Jair Bolsonaro y el ministro de Desarrollo Regional, Rogério Marinho.

Hizo hincapié en que no se marchará del área hasta que las labores de reconstrucción no se hayan organizado, y advirtió que esta vez no se repetirá lo que ocurrió en enero de 2011, cuando temporales afectaron la ciudad y causaron la mayor tragedia climática documentada en Brasil, con más de 900 fallecidos y un centenar de desaparecidos.

El comandante del Cuerpo Militar de Bomberos de Río de Janeiro, coronel Leando Monteiro, declaró a la prensa que los equipos de rescate habilitaron 44 puntos de atención y un hospital de campaña.

Agregó que la intención es permanecer en Petrópolis hasta que la situación se normalice, y que 189 personas son atendidas en estructuras de apoyo, en su mayoría escuelas, por trabajadores sociales y otros empleados públicos.

Sobre los destrozos, el alcalde citadino, Rubens Bomtempo, lamentó que “la ciudad está devastada” y ha sufrido un daño estructural que calificó de gigantesco.

El regidor, que ya declaró tres días de luto por las víctimas, amplió que Petrópolis ya había sido afectada por mucha lluvia en enero y ahora vino esta lluvia mayor.

De acuerdo con medios locales, en un un lapso de seis horas el volumen de lluvia alcanzó los 259 milímetros, lo cual supera lo previsto para el mes de febrero, que sería 238 milímetros. El pronóstico para este miércoles proyecta que aún pueden ocurrir lluvias de intensidad ligera a moderada.

Comentarios Facebook

Te pueden interesar