Al menos 650 migrantes murieron en su intento por cruzar la frontera hacia EE.UU.

Una investigación inédita financiada por la Universidad de California encontró que las nuevas políticas de disuasión de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos obliga a miles de migrantes a desviarse hacia rutas más peligrosas en medio de zonas desérticas de la frontera con México.

Al menos 650 personas que intentaban llegar a Estados Unidos murieron en la zona fronteriza con México en 2021, el mayor número registrado desde 2014 cuando empezó el conteo de este tipo de situaciones.

La principal causa de muerte entre los migrantes que ingresan a Estados Unidos a través de su frontera sur es la deshidratación, según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza.

El desierto de Arizona, con un clima extremo, es uno de los caminos más frecuentes utilizados por los migrantes, luego que las autoridades fronterizas obligan a las personas a ir a pie por rutas remotas y distantes de zonas urbanas.

La política de la Patrulla Fronteriza fue calificada por académicos estadounidenses como insensata que sólo conduce a los migrantes hacia la muerte,

Un total de siete mil personas fueron rescatadas en el desierto de Arizona en 2021, la mayoría presentaba un estres sicológico y deshidratación severa.

Los autores del estudio encontraron que los lugares donde los migrantes mueren en un área muy transitada entre Nogales, México y Three Point, Arizona, se concentran en lugares con la mayor pérdida prevista de agua evaporada.

Comentarios Facebook

Te pueden interesar