Recuento de la violencia post electoral en Bilwi 

Este jueves Bilwi, cabecera departamental de la Región Autónoma del Caribe Norte, despertó con las secuelas de la violencia post electoral que sitió esta ciudad caribeña desde el lunes y que ayer aún vivía una tensa calma con detonaciones de morteros aislado.

Desde ayer los simpatizantes de Yatama se concentraron en los escombros de lo que quedó de su sede campaña, (casa verde), para limpiar y anunciar las redes la reconstrucción.

Durante los enfrentamientos de la noche del lunes, la sede de campaña de Yatama y la emisora Yati Tasba, a fin a esta organización fue quemada por militantes sandinistas, “a vista de las fuerzas antidisturbios”, denunció Elizabeth Enríquez representante legal de Yatama.

Enríquez explicó que los indígenas marcharon porque muchos de ellos no pudieron ejercer su derecho al voto, pero además desconocen los resultados del Consejo Supremo Electoral.

La marcha fue la chispa que encendió los violentos enfrentamientos, atemorizó a los habitantes y muchos se atrincheraron en sus casas.

La destrucción de la ciudad alcanzó saqueos a establecimientos comerciales, quema de oficinas de gobiernos entre ellas la sede del Ministerio Agropecuario, y daños en la Casa de cultura y oficinas del gobierno regional, pero además el emblemático indio símbolo de la resistencia indígena fue derribado en los disturbios de la noche del lunes.

En la búsqueda de restablecer el orden, la madrugada del martes la policía envío vía aérea otro contingente de tropas antidisturbios. Previo al inicio de las elecciones ya habían reforzado la unidad policial.

En Bilwi las autoridades no han ofrecido un balance las daños y heridos por los enfrentamientos, sin embargo se conoció mediante el sistema de salud que fueron atendidas 70 personas heridas por armas blanca y hechizas, otras que sufren hipertensión, golpes y afectados por los gases lacrimógenos, de igual forma se conoció de forma extraoficial un fallecido.

El reporte oficial presentado en conferencia de prensa en Mangua por el sub director de la Policía Nacional, comisionado general Francisco Díaz, señala que los activistas de Yatama, saquearon tiendas Claro, la ferretería Blandón Moreno, quemaron dos emisoras de radio y resultaron 25 personas lesionadas.

Así mismo 21 personas fueron detenidas y serán puestos a la orden de juez de Distrito Penal de Audiencias por los delitos de tentativa de homicidio, lesiones, incendios, daños, saqueos, robo con fuerza y obstrucción de funciones.

Sobre las emisoras quemadas, la única que fue reportada es la Radio Yati Tasba a fin a Yatama, la radio a fin al gobierno se encuentra transmitiendo con normalidad.

En tanto en los territorios indígenas comunitarios han iniciado a manifestarse, iniciando en Sisin una comunidad ubicada a unos 40 kilómetros de Bilwi hacia Waspam en el Llano  Norte. Ahí los simpatizantes de Yatama instalaron un tranque y se mantienen el paso de forma escalonada al transporte que viaja de Waspam a Bilwi y viceversa.

Consejo Ecuménico llama a la calma Tras los violentos enfrentamiento el consejo ecuménico del Caribe Norte integrado por los principales líderes religiosos se mostraron mediante una conferencia de prensa preocupados por los graves hechos de violencia por lo exhortaron a la población a no promover más violencia ni destrucción y luchar en conjunto por la paz tranquilidad inmediata de la ciudad.

“Hacemos un llamado a los dirigentes de las dos fuerzas políticas confrontadas, autoridades civiles y de gobiernos a que hagan un pronto llamado a la calma para evitar más hechos de violencia y derramamiento de sangre. Le recordamos que los conflictos políticos y sociales se ha de resolver por la vía de diálogo y acuerdos, y no por medio de la violencia. Como pastores, facilitar una mediación entre las partes en conflicto, con el propósito de contribuir a la pacificación de la ciudad”, reza el comunicado.

Los religiosos pidieron a los padres de familia colaborar para que los jóvenes no sigan prestándose a participar en el espiral de violencia, agrega el comunicado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *