Lluvia de balas apagó la vida de tres tenientes en puesto policial de Pueblo Nuevo Mulukukú

Al menos 200 proyectiles impactaron en el puesto policial de la comunidad de Sislao Paraska, municipio de Mulukukú la madrugada del 11 de junio del 2018, cuando un grupo de personas armadas dieron muerte de inmediato a dos miembros de la Policía Nacional, mientras intentaban matar a los otros 3 que aún podían respirar ante la masacre que los invadía.

Este 11 de junio se recordó el paso a la inmortalidad del Teniente Dixón Bismark Soza, Teniente Carlos Zamora Martínez y el Teniente Martín Exequiel Sánchez, quienes murieran después de un largo enfrentamiento contra elementos armados que llegaron hasta las puertas del puesto policial que quedaba a 37 kilómetros al oeste de Mulukukú.

Sub. Comisionado Zavala. Sobreviviente de la masacre

Con su voz entrecortada el Sub comisionado Ramón Zavala de 55 años de edad, quien tiene 38 años del servirle a la Policía Nacional y sobreviviente de dicha masacre, “la gente se sentía tranquila con la presencia de la policía, se sentían seguros” dijo Zavala, pero el día 11 a eso de las 5 de la mañana un grupo de delincuentes llegaron a causar daño a la comunidad, Zavala recordó que ese día como a las 5 de la mañana cuando los muchachos se preparaban para hacer sus aseos personales de pronto se acercó una camioneta con un sinnúmero de elementos armados quienes rodearon el puesto policial atacándolos de inmediato.

“Sus intenciones era aniquilar totalmente la Policía Nacional que estaban cubriendo este puesto policial, suerteramente algunos sobrevivimos, mi persona y el inspector Leonardo Castillo”, argumentó el sub comisionado, quien continúo diciendo que recordar esa tragedia les invade el dolor y la indignación, “los compañeros querían defenderse, defender su puesto” pero les fue imposible porque las balas atravesaron sus cuerpos quitándoles la vida.

Lea: Tres muertos entre ellos dos policías en ataque armado a puesto policial en Mulukuku

El sobreviviente perpetuó  que dichos delincuentes cuando se acercaron al que fue puesto policial, gritaban con vos de odio, “ríndanse policías, entreguen sus armas”, en ese momento los demás compañeros de Zavala quisieron detener el ataque dejando de disparar por unos segundos pero fue difícil mantenerse con vida, el inspector Castillo se encontraba de guardia por tal razón fue el primero que salió mal herido, Zavala no logra olvidar los lamentos de dolor que emitía el inspector quejándose por la herida que le habían ocasionado los disparos, “realmente estaba en mal estado, yo lo escuchaba pero no podía salir porque nos estaban atacando”, manifestó Zavala.

Sub. Com. Zavala e inspector Castillo, únicos sobrevivientes

El teniente Martín Exequiel  Sánchez logró escapar pero como el local estaba rodeado lo agarraron de inmediato, como gritaban con fuerza “ríndanse los vamos a entregar a los derechos humanos” por esa razón Sánchez se entregó pero en cuanto lo tuvieron cerca le dieron en la espalda con la culata de un fúsil desmayándolo y lo subieron a la camioneta de la alcaldía de Mulukukú la cual trasportaba a los hechores, en ese instante Zavala aprovechó para huir, aunque su fúsil ya no disparaba se encontró uno en el suelo y con ese logró defender su vida. 22 días más tarde encontraron el cuerpo del Teniente Martín Exequiel Sánchez.

En memoria de los 3 policías que dieron su vida en cumplimiento de su deber autoridades del Triángulo Minero, Mulukukú y Prinzapolka visitaron la comunidad de Sislao Paraska o ahora conocido como Pueblo Nuevo para ofrecer una ofrenda floral, además de honrar el ejemplo de estos que ahora son considerados héroes, Carlos Malespín, representante del sandinismo histórico dijo dieron muerte física pero nunca darán muerte a la valentía y al coraje de quienes ofrecieron su vida por la nación.

Lea: Encuentran sin vida a policía que estaba desaparecido tras ataque en puesto policial en Mulukuku

Por su parte Otilio Duarte, alcalde de Siuna recordó que cuando el fungía como secretario político departamental un grupo de comunitarios llegaron a su oficina para solicitarles que pusieran un puesto Policial en esa zona alejada de la ciudad, en cumplimiento a esa petición se invirtió 400 mil córdobas en la construcción de ese local que lamentablemente el año pasado fue destruido por delincuentes que no abonan a la salud, educación y mucho menos a la seguridad ciudadana.

Autoridades departamentales

Mientras que José Luis Solórzano, actual secretario Político departamental manifestó que hace un año “el Triángulo Minero y principalmente Mulukukú se vistió de luto” por la muerte de los policías masacrados en junio del 2018, además dejó en claro que todavía se siente el dolor, indignación y el duelo pero que esos actos no deben de repetirse en Nicaragua.

En este sentido el Comisionado Mayor Róger Torres Potosme, jefe de la delegación policial del Triángulo Minero, Mulukukú y Prinzapolka hizo un llamado a la población nicaragüense a no vivir del pasado, aunque en el período de la crisis sociopolítica mataron a 24 oficiales de la Policía y 500 lesionados se deben de acatar las orientaciones del comandante en jefe, que es perdonar, porque el cuerpo policial “ha sido construido con sacrificio” y no se pueden perder más vidas, con respecto a la ley de amnistía el comisionado mayor manifestó que “es complejo que nosotros aquí con tanto dolor pero también entendemos que el comandante Daniel presidente de la República y comandante en jefe de la policía nacional y la compañera Rosario Murillo están tomando una decisión en primer lugar poniendo a Nicaragua… el haber aprobado una Ley de Amnistía desde el punto nuestro es poner primero a Nicaragua y en función de reconciliar a las familias”, puntualizó Torres Potosme.

Comentarios Facebook

Posts Relacionados

Leave a Comment