El drama de tres hermanos que padecen diabetes en El Hormiguero

A sus 17 años los mellizos Juan José y Adán Antonio aún aparentan ser niños, hablan poco y tienen serios problemas de visión; claros efectos de la diabetes que le fue diagnosticada a los 8 años, al contrario su hermana Katy Juseydi Romero Pérez de 15, es platicadora, el buen ánimo y agilidad que se observa en ella, no se lo ha arrebatado esta misma enfermedad que los médicos le confirmaron hace 3 años cuando tenía 12.

Ellos son miembros de una misma familia de ocho. Viven en una humilde vivienda en la comunidad El Hormiguero, municipio de Siuna.

La colaboración en los quehaceres de la casa es algo rutinario para los tres. Mientras Juan José empaca azúcar en un recipiente pequeño de plástico, Adán Antonio atiza el fogón. En el otro extremo interno de la cocina Katy Juseydi lava los platos y su madre prepara enchiladas que vende para generar ingresos económicos.

La madre de los adolescentes, Élvida Pérez Rojas, explica que su marido se dedica a las actividades agrícolas y en pocas ocasiones al destace de res y cerdo. Mientras ella se ocupa del negocio de las enchiladas, los menores aportan en la oferta del producto. La casa donde viven es de madera y zinc. El piso de la vivienda es de suelo y cocinan en fogón con leña, lo que denota una familia de bajos ingresos.

Las condiciones de vida no son favorable para una familia que tiene tres adolescentes con este tipo de padecimiento. Los padres son natos del área rural con niveles bajos de educación. Se han dedicado naturalmente a la agricultura, una actividad que sólo aporta a la supervivencia.

Pérez miró oportuno el momento para agradecer a las amistades de los mellizos y familia por las ayudas económicas que han recibido en todo estos años. El dinero los ocupa para autofinanciar el transporte hacia Managua cada dos meses.

Insumos médicos y sus contratiempos

Los adolescentes a diario tienen por obligación que aplicarse insulina, mientras la enfermedad avanza afectando el sistema inmunológico. Todo el tratamiento es referido por el Ministerio de Salud (Minsa), mediante el hospital del municipio y entregado por el puesto de salud de la comunidad.

Los gemelos Juan y Adán, revelaron que a veces han pasado varias semanas aplicándose un sólo tipo de insulina. En varias ocasiones carecen de la insulina regular (de acción rápida) por que se agotan en el puesto de salud. En consecuencia, tiene que soportar los efectos de la alteración del azúcar.

Con la mirada inclinada hacia el suelo Juan dijo “yo me siento mal porque hay veces que no tenemos los medicamentos”. Mientras se soba las manos Adán reitera que el bolsillo no les ajusta para comprar las jeringas, cuando no las consiguen con el puesto médico.

“Nosotros tenemos que viajar hasta Managua a las citas médicas, allá doña Aura (de la organización de niños con diabetes), nos da las jeringas y también nos da el pasaje de regreso (…) gracias a ella nos venimos a casa”, mencionó Katy.

Los menores después de ser diagnosticados con la enfermedad fueron sometidos al tratamiento referido por los médicos. Sus padres han luchado contra le enfermedad con las limitantes económicas que atraviesan a diario. En respuesta a la demanda económica los médicos capitalinos programaron las citas una vez por cada dos meses, explicó la mamá.

Sueños entres dificultades

Los quince años de vida que tiene Katy le ha hecho pensar en el servicios profesional hacia los demás. Sabe que tiene una enfermedad incurable pero sus sueños es alcanzar la profesionalización en medicina. “Quiero seguir estudiando para lograr mi sueño de ser una doctora. Quiero ser alguien en la vida y ayudar a mi familia”. Por el momento estudia tercer año de secuencia en su misma comunidad.

“A veces le han dicho (a los mellizos) que no pueden hacer nada, que no tiene fuerza y pienso que en lugar de apoyarnos más bien nos desaniman”, narró Katy con firmeza.

Los mellizos no mencionan ningún sueño que pretendan alcanzar. Mientras ofrecen una sonrisa el silencio recoge su inspiración. Pese a la vida que han llevado ha sido promotores de la lucha educativa y vástagos del coraje. Aún con sus limitantes siguen estudiando. Recientemente cursaron el cuarto grado de primaria y esperan seguir formándose.

A los 8 ocho años los gemelos empezaron a perder peso y con frecuencia tomaban agua. Al mirar que uno de ellos presentó fiebre su madre visitó la clínica del Movimiento de Mujeres en Siuna. Ese mismo momento fue ingresado en el Hospital, tras ser diagnosticados con diabetes. Las condiciones de vida eran muy bajas entonces fue remitido a un Hospital Capitalino.

Características y complicaciones

Con frecuencia al paciente se altera el deseo de orinar. Incrementa la ansiedad de tomar agua e incrementa la pérdida de peso, son algunas de lagunas de las características de la diabetes, explicó el Director de Servicios Municipales de Salud del Hospital de Siuna, Carlos Reyes Centeno.

El padecimiento se origina cuando el páncreas deja de producir insulina. Se trata de una de una enfermedad metabólica crónica, caracterizada por el aumento normal de la glucosa en la sangre, explica la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Este mal tiene el 50% de probabilidad de aparición genética. La Tipo 1 aparece antes de los 22 años. La Tipo 2 se diagnostica en edades avanzadas.

Afecta el sistema inmunológico. Puede generar una cardiopatía afectando el sisma cardiaco, una neuropatía (los riñones) o una retinopatía, provocando problemas de visión, explicó el doctor Reyes.

Sectorización

Los diabéticos deben acudir mensualmente al puesto de salud de su comunidad a retirar el tratamiento. Esa asistencia le permitirá al médico garantizar los insumos de cada afectado. En todo caso, el paciente es el principal responsable de obtener los requerimientos médicos.

Cuando el paciente incumple con la asistencia mensualmente el medicamento no le llegará en los siguientes 30 días. La demora responde a que no fue reportado por los médicos del puesto, respondió el galeno al preguntarle porqué los pacientes tienen deficiencia en la adquisición de la insulina y jeringas.

Cuando ocurren estos casos los médicos de cada puesto deberán de ir a buscar a los afectados para determinar las causales de la ausencia. Eso es parte de la nueva estrategia de sectorización en las comunidades, añadió.

La diabetes en cifras

En el 2016 la diabetes fue la segunda enfermedad crónica reportada con un registro de paciente de 81,508. Mientras en el 2017 ocupó el tercer lugar con una 96,278, de acuerdo al mapa de padecimientos del Ministerio de Salud (Minsa).

En el Triángulo Minero se registró 1,297 pacientes con diabetes en el 2016. La cifra aumentó en el 2017 con 1,498. Durante los dos años fue la segunda enfermedad que afecta a los mineros, después de la hipertensión arterial, de acuerdo a los registros oficiales. Pero solo en el municipio de Siuna, en el 2017 se reportaron 475 diabéticos.

Los pacientes deberán tomar nuevas medidas con la alimentación. Es tan rigurosa que para llevar una vida saludable deberán comer seis veces al día. Las personas deberán de fraccionar el suministro alimenticio en seis porciones pequeñas, desde el desayuno hasta la hora de acostarse. Tiene que auto cuidarse de ingerir carne roja y alimentos grasosos. Es fundamental que ingiera verdura y frutas además del marisco y pescado, manifestó el doctor Reyes.

 

Comentarios Facebook

Related posts

Leave a Comment