El campesino Siuneño que se convirtió en concejal regional

Jesús Herrera y Reyna Isabel Lanza fueron los padres de un joven mestizo, de ojos claros, de buena estatura física, luchador, amante al deporte y desde luego un gran seguidor de la revolución sandinista, quien se ha posicionado en el municipio de Siuna como uno de los secretarios políticos más reconocidos y querido por la población por tener un corazón humilde y emprendedor, él es  Bernardino Herrera Lanza, quien actualmente tiene 62 años de edad pero cada vez más revitalizado en espíritu y luchas.

Nació  el 20 de mayo de 1957, en la comunidad de Caño Seco, a unos 30 km de la Ciudad de Siuna, es el número 5 de los 12 hermanos y hermanas que procrearon sus padres, se creció en el campo, cultivando granos básicos para poder sobrevivir; con el tiempo, su padre quien fue un gran agricultor con grandes conocimientos en el campo y por ser originario de San Rafael del Norte tenía el gran deseo de sembrar Café en su tierra, fue tan grande su sueño, que llegó a tener 12 manzanas sembradas del puro Café, “con el café fue que llegamos adquirir una gran cantidad de recursos… vendíamos el producto a una empresa de Waslala llamada INCAFE”, de esas manzanas sembradas “llegamos a sacar hasta 400 cargas de café”, expresó con tono alegre y con el rostro lleno de orgullo Bernardino, quien también dijo que por los problemas de la guerra contrarrevolucionaria tuvieron grandes pérdidas económicas, llegando casi al fracaso total.

Nino, a como se le conoce popularmente en todo el Triángulo Minero, nunca fue a la escuela, “mi padre le pagaba a un señor, que era el que más sabía en la zona, para que nos enseñara el abecedario, las matemáticas, de esa forma aprendí a leer y conocí los números”, manifestó Nino Herrera, argumentando que los jóvenes de esos años, sobretodo la juventud campesina, sufrieron grandes estragos por el mandato somocista, porque no tuvieron la oportunidad de tener una educación gratuita y de calidad.

En 1985, cuando tenía 25 años participó en su único combate guerrillero, cuando “los compas me invitaron a combatir contra sus oponentes, solo les dije que me dieran un fusil”, después de eso se tuvo que trasladar a vivir a la ciudad, abandonando todo lo que con gran esfuerzo había construido; “Como yo ya vivía aparte de mis padres, en una finquita a lado, los contrarrevolucionarios empezaron a  comerme las vacas, y querían que me uniera a ellos, pero como les dije que no, era muy peligroso que permaneciera en la zona”, relató Nino.

Entre sus recuerdos más preciados está cuando se vino a vivir a Siuna, la señora Paula Bidea le dio posada en su casa de habitación, donde permaneció como una semana, “su papá era un señor muy amistoso y me dijo, aquí estese con nosotros”, “después me quede operando con el ejercito de manera espontánea”_ luego se fue a la comunidad a traer sus cosas y a su esposa, al regresar a la ciudad compraron una casa y vivieron por mucho tiempo, desde 1986 hasta el año 1990 se desempeñó como acopiador de granos básicos en una empresa estatal denominada ENABAS, al perder el gobierno Daniel Ortega queda desempleado pero continúa trabajando para el mismo partido Sandinista.

Desde los 90s hasta el año 2005 “me quede trabajando en el partido, de manera voluntaria y gratuita”, Nino con gran nostalgia se remonta a esos años donde las estructuras partidarias habían abandonado sus puestos pero también se llena de orgullo pensar que él estuvo en cada restructuración de los Comité de bases, “a mí nadie me dijo que hiciera ese trabajo, lo hice porque lo sentía como propio, me nacía hacerlo”, argumentó con una sonrisa en su rostro. Al observarlo se le ven estragos de los años de experiencias vividas, sus canas en el cabello y bigote reflejan cada asamblea, reuniones y estrés al que se ha sometido en todos sus años trabajados para el partido que según su ideología ha sido lo mejor que le ha pasado, con gran fervor patriótico Bernardino Herrera manifestó a viva voz “le entregué mi juventud a la revolución”.

Desde que Daniel Ortega llegó al poder en el año 2007 a Nino Herrera Lanza se le otorgó la labor de ser Secretario Político departamental, que en todo caso es como gratificar su gran trabajo de ser fiel a su ideología política, siendo la máxima autoridad partidaria en Siuna, Rosita, Bonanza, Prinzapolka y Mulukukú, llegó a ser el delegado departamental de la presidencia de la república, la única persona de esa zona que tenía contacto directo con el presidente Daniel Ortega y su esposa.

Deporte.

Desde su niñez fue amante apasionado al béisbol, en su comunidad aprendió a jugarlo de manera improvisada y empírica, con bolas de calcetines y bate de palos hechos por sus propias manos, ya de forma profesional estuvo como receptor en el equipo de Caño Seco, quien representaba a su comunidad en la Liga de Beisbol Campesino del municipio, en ocasiones tuvo la oportunidad de estar en equipos de la Mayor A, codeándose con grandes peloteros como Onzelo Martin, entre otros.

Esa gran pasión por el béisbol lo llevó a tener una enorme idea, que hasta la fecha ha sido uno de los mejores proyectos aceptados por el territorio, se considera que Nino Herrera es uno de los impulsores de la Construcción del estadio de beisbol Onzelo Martin Jackson, por ser el “Delegado departamental del presidente de la república” se le hizo fácil poner empeño a ese gran sueño que han tenido todos los deportistas y aficionados al béisbol, tener un mega estadio en el municipio, era como imposible, pero desde hace unos años, no solo se hizo realidad la construcción, sino que hasta han venido los grandes equipos de Primera División Germán Pomares Ordoñez y de la Serie del Atlántico a jugar en ese estadio, que todavía continúan cimentando.

Otros datos.

Se casó con la señora Dora Leticia Palacios, con ella procrearon 7 hijas y un varón, con el pasar de los años la familia se ha fortalecido en el respeto, amor y confianza el uno por el otro.

En el año 2014 sufrió algunos problemas de salud, desde la presidencia lo enviaron a reposo, dejando en su lugar el actual alcalde del municipio el señor Otilio Duarte.

Actualmente es Concejal Regional en el período 2019-2024, eso significa que continúa trabajando con los nuevos secretarios políticos municipales y departamentales pero ahora en posición de consejero,  trabajo del cual se siente muy orgulloso; para concluir manifestó que morirá trabajando para el Frente Sandinista de Liberación Nacional, en este 2019 cumple 40 años ininterrumpidos de servirle.

 

Comentarios Facebook

Posts Relacionados

Leave a Comment